Prótesis dental fija o removible
Viernes, 02 Septiembre 2016 13:00

Valora este artículo
(0 votos)

La prótesis dental es una de las soluciones para recuperar dientes perdidos. Se puede realizar una prótesis soportada con implantes, o bien soportada con los dientes adyacentes al lugar de los que se han perdido.

Si ninguna de las dos soluciones es posible por las características o preferencia del paciente, se puede hacer una prótesis removible. Ésta está compuesta de un soporte que simula la encía y contiene los dientes artificiales. Ésta prótesis es válida tanto para una dentadura completa, como en el caso de que falten solo algunas piezas. En este caso se utilizan dientes adyacentes como retenedores de la nueva prótesis.

Las ventajas de las soluciones fijas parecen evidentes ya que se recupera tanto la estética como la funcionalidad, muy necesaria para un buen funcionamiento digestivo del paciente. Una prótesis fija no requiere cuidados especiales de higiene, aunque sí conviene realizar un buen mantenimiento diario, con cepillados después de cada comida y especialmente por la noche.

En cuanto a las prótesis removibles la diferencia es que pueden quitarse y ponerse en cualquier momento y su higiene debe ser mucho más cuidadosa. Hay que retirarlas y limpiarlas después de cada comida, al igual que la boca las encías y la lengua. Así se evita la acumulación de placa y cualquier elemento extraño que pueda producir, por ejemplo, una herida.

Hay personas que se han acostumbrado a dormir con sus prótesis puestas, pero recomendamos retirarla y dejarla en un vaso con agua y una pastilla limpiadora.

Visto 2574 veces Modificado por última vez en Viernes, 02 Septiembre 2016 13:09