Bruxismo. Causas y tipos.
Lunes, 27 Junio 2016 10:01

Valora este artículo
(0 votos)

Cuando un paciente acude a nuestra clínica dental de Cartagena y se queja de dolores en la mandíbula, en la nuca, o incluso en cuello y hombros, tenemos serias sospechas de que padece bruxismo. Además, existe un síntoma inequívoco que es el desgaste de la dentadura, que puede llegar incluso al nervio, produciendo sensibilidad.

El bruxismo es una afección que tiene origen nervioso o psicológico y que consiste en apretar —bruxismo céntrico— y/o rechinar los dientes con movimientos laterales de la mandíbula —bruxismo excéntrico—. Hay pacientes que lo hacen solo dormidos y otros que lo hacen también despiertos a lo largo del día. Suelen ser personas sometidas a una gran dosis de presión y de estrés en su vida diaria, a veces reforzada por un temperamento ansioso o depresivo. El bruxismo, por tanto, se desencadena en la mente.

La solución pasa por tratar las causas del estrés y la tensión, para lo que podría ser incluso necesaria ayuda psicológica. Y, de otro lado, reparar los desgastes dentales y, una vez realizada, evitar que vuelva a suceder tratando de tomar el control del reflejo de apretar.

Esto se consigue con el uso una férula de descarga que reduce el contacto entre muelas y ayuda a reducir los estímulos de apretar que se envían al cerebro. Con ello se evita el desgaste y se descargan los músculos implicados. Más adelante hablaremos sobre las férulas aunque solo viendo cada caso particular podremos indicarte lo más conveniente. ¡Visítanos!

Visto 2465 veces Modificado por última vez en Lunes, 27 Junio 2016 10:07