Endodoncia. A grandes males, grandes remedios para salvar los dientes.
Jueves, 28 Abril 2016 14:28

Valora este artículo
(0 votos)

La endodoncia es uno de esos tratamientos que suele producir temor a los pacientes cuando visitan la clínica dental, sin embargo nada más lejos de la realidad. Una endodoncia es una intervención conservadora, ya que gracias a ella se pueden salvar piezas dentales que, de otro modo, habría que extraer. Además, es cada vez menos invasiva y solo se sienten algunas molestias una vez pasado el efecto de la anestesia.

La endodoncia consiste en la extracción de la pulpa dental, lo que vulgarmente se conoce como "matar el nervio". Dentro del diente, bajo el esmalte y la dentina, existen unos conductos que llegan hasta la raíz y contienen tejido, vasos sanguíneos y nervios. Es por ello que en caso de enfermedades dentales, el paciente siente sensibilidad e incluso dolor en los dientes. Esto suele ir acompañado de inflamación —flemones— que dan la voz de alarma de que existe una infección.

Tu odontólogo de confianza en Cartagena realizará una exploración, que incluye la radiografía, para poder diagnosticar los alcances del daño y determinará la necesidad, o no, de la endodoncia.

Una vez que se ha prescrito una endodoncia, el proceso consiste en la anestesia local del paciente, determinar la distancia a tratar hasta el extremo de la raíz, realizar un conducto cónico del que se extraerá la pulpa dental. A continuación se rellenará el conducto, y se sellará la pieza dental. Si es necesario se puede realizar en más de una raíz.

Visto 1618 veces Modificado por última vez en Jueves, 05 Mayo 2016 15:14